Destilar palabras. Escribiendo una historia.

30 julio, 2016

Sinceridad es la mentira que destilan tus palabras, no comprendes lo perfecto de un error ni la maldad de una bondad. Matices ves pero en negro te quedas, el blanco es ideal para tu mirada banal, del cual me das por apreciar cada despertar.

Mirarte he ha hecho pensar que sería unir mis dientes en tus poros y con angustia quitar cada parte de ti como un espléndido manjar. Besar tus labios grisáceos y poder saborear la calidez que me da ver tu sangre brotar en todo el lugar.

Deslocado me tienen tus muslos girar y beber tu plasma es mejor que al éxtasis llegar. La agonía en tu rostro, tu piel pálida y lisa con el mármol, no me quita las ganas de poder abordar tu bosque sin encantar.

Tus dedos tan grandes y pequeños al mirar para marinar con mostaza y sal, hornearlos no más con jugos bajos sin estrenar. Sentirte en mí es mejor que sentirme en ti, puedo decir que cada viaje es como si mi cerebro hiciera sinapsis elevado al millar.

Dejarte llena es más placentero si lo hiciéramos con caviar. Observarte sin ropa en una superficie fría y gris llena en mí, mis manos descontrolo y llegó al final.

Solo puedo decir que cada ojo, uña y cabello quedarán en mi pensamiento, así como tus gritos de ayuda cuando llegué a ti y dejaste el lugar gracias a una cuchilla de afeitar.


Poema Registrado en SafeCreative ISBN 1605257851284

Fotos: https://unsplash.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Source: Here