Reseña: Don't Hate the Player...Hate the Game | Katie Ashley

23 marzo, 2016


Sinopsis:

Para Noah Sullivan ser el mejor amigo de un idiota y jugador como Jake Nelson, nunca ha sido fácil. Ha sido un camino difícil desde el jardín de infantes, cuando Jake ató con cinta de embalar a Noah a su silla antes del recreo. Con tan sólo seis semanas para la graduación de la secundaria, Jake hizo explotar accidentalmente su trasero o borracho en el tractor de su abuelo, y Noah se encuentra inmerso en un torbellino de dolor, sino también en una búsqueda por encontrar a una misteriosa chica del pasado de Jake.Mientras limpiaban la habitación de Jake, Noah y el padre de Jake hacen un descubrimiento sorprendente. En lugar de la obligatoria colección pornográfica o paquete de hierva, encuentran un anillo, pero no cualquier anillo: uno de compromiso de medio quilate de platino, incluso un Don Juan tiene un buen gusto. Después de que la madre de Jake le rogara a Noah que encontrase a la chica que tanto significó para Jake, Noah comienza la búsqueda de Grial de hoy en día para rastrear a la chica.

Como Jake era un famoso mujeriego con una colección legendaria de bragas como trofeos, Noah se encuentra en una complicada situación. Existen más sospechosas de las habituales, como Avery, la Princesa de Hielo, con quien Jake salía por las apariencias, o Presley, la chica libertina de la escuela, con quien Jake salía por conveniencia. Pero el sendero comienza a apuntar a las más improbable de las sospechosas: Maddie, la primera en su clase y chica del coro que trata de ayudar a graduarse a los atletas desmotivados: la chica que también ha llamado, sorprendentemente, la atención de Noah y se ha metido en su corazón.

Pasar el rato con Maddie le muestra a Noah un lado diferente de Jake: era profundamente humano y sorprendetemente idiota-libertino. Y cuanto más trata de resolver el misterio del anillo y de Jake, más empieza Noah a descubrirse a sí mismo y al amor.
🌟🌟🌟🌟🌟

Jake y Noah han sido amigos inseparables, desde que sentarse en la silla con cinta adhesiva fuera algo nuevo para hacer amigos. Al pasar el tiempo, sentían que eran hermanos de sangre, pero de distintas madres. 

Una locura adolescente provocada por una noticia algo grande, conlleva a una desagracia en una familia y personas cercanas. 

Pero Noah tiene una misión, buscar a la chica de quien su amigo muerto se enamoró y darle su canción y anillo de compromiso. Hasta que la encontró, pero nunca pensó que sería aquella chica callada, la hija del pastor, Maddie

Iniciaron una amistad por lo común que tenían, Jake, Maddie y Noah se vuelven más unidos. Para él no se le hizo difícil sentirse bien con Maddie, ya que ella emanaba luz y paz interior. Sus consejos hicieron que la relación con su madre fuera mejor, luego de que le informara que se casaría. 

Gracias a Josh, hermano menor de Maddie, pudo volver a encontrarse con su padre, un famoso jugador de las ligas mayores. Pero su lado egoísta y su enamoramiento por Maddie no dejaron que le contara la verdad. 

Hasta que, luego de desahogarse con su amigo muerto, decide decirle la verdad y aceptar lo que pasaba. Noah cambió gracias a la ayuda de Maddie y la amaba mucho, pero no podía ser una sombra por el fantasma de Jake, así que la dejó ir. 

La historia ha sido muy emotiva, pues en algunas partes que leía tuve que tragarme un nudo que se me formaba en la garganta. Pero siento que la relación de Noah y Maddie fue muy precipitada para mi gusto, o sea, sí son jóvenes que se quieren, pero del cariño al amor hay un trecho; aunque no me puedo quejar que la historia ha sido muy bonita.

Noah ha sido un amor y Maddie pues ha sido ella, reflexiva, paciente y carismática. Sin duda me enamoré de Josh, ese chiquillo con esas ganas y energías para vivir es increíble, a pesar de estar enfermo. 

Le coloqué cuatro estrellas en Goodreads.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Source: Here